La colmena

No tardamos mucho en bajar unos dos pisos bajo tierra cuando comencé a sentir escalofríos, todos estábamos atados de las manos a excepción de Jill, Alice y Matt, al bajar como a una especie de parada de tren había un contador que tenía un tiempo de 3 horas pero cada segundo que pasaba disminuía el tiempo, pero ¿para qué? Qué pasaría después de esas tres horas.

El tren tenía el logo de la corporación sombrilla o bueno así le decíamos en burla, pero Umbrella era una de los emporios más grandes del mundo pero no sabíamos bien a qué se dedicaban, yo sabía que hacían medicamentos, tecnología y tenían hospitales por todos lados, aunque la ciudad Raccoon era su casa, podría decir que ellos gobernaban la ciudad en lugar del gobernador.

Estos sujetos sólo hablaban de completar la misión y a todos nos subieron al tren, tardaron un poco en encenderlo pero al final lo lograron, después de unos minutos el tren comenzó a andar y ellos se quitaron las máscaras, todos tenía aspecto de agentes bien entrenados, asesinos natos.

Alice seguía muy asustada y Jill intentaba calmarla, sólo veía su mirada para intentar tomar el control de la situación.

Nos tomó 20 minutos a toda velocidad para llegar a lo que ellos llamaban la colmena, pero dónde estábamos… Al salir uno de ellos me desató y su cara de preocupación me indicaba que algo no iba bien.

Alice comenzó a preguntar ¿qué está pasando? ¡quiero respuestas ahora! Y Jill también puso las cosas un poco tensas porque en un movimiento rápido le quito el arma a uno de ellos.

El capitán que se hacía llamar “One” se quitó la máscara y le pidió  “geek” que mostrara el mapa de la colmena.

¡Menudo lío! Estabamos a 1km bajo tierra dentro de un especie de colmena literal, seguramente las empresas de estructuras metálicas debieron ganar millones con este proyecto, era enorme una especie de edificio bajo tierra.

Entonces nos explicaron que este era un laboratorio operado por la corporación umbrella y que una inteligencia artificial había matado a todos los que trabajaban ahí sin explicación alguna, “500 personas murieron pero por alguna extraña razón recibimos una señal de auxilio, dos horas después del fatídico accidente de software” explicó “One”.

Geek y Rain Ocampo se adelantaron a la entrada principal y lograron fracturar el acceso con una clase de soldadora, entonces todos procedimos a entrar, todo estaba oscuro pero al prenderse la luces el laboratorio tenía un aspecto y una decoración muy fría, como una oficina normal pero se sentía un frío y una vibra extraña.

Queríamos usar los elevadores pero estaban safados, debieron haberse roto los frenos, una caída así a toda velocidad seguro mató a todos lo que iba adentro o los dejo mal heridos, procedimos a bajar las escaleras y entonces “One” dijo, ella nos rastrea.

¿Ella? ¿Quién jodidos es ella?, dijo Jill, la IA de la Colmena contestó “One”, al seguir bajando nos topamos con todos los que parecían ser cubículos sellados de oficina o laboratorios, totalmente inundados, fue cuando un cadáver golpeó el cristal y todos estábamos sorprendidos, yo le di mi chamarra a Alice porque ella estaba ahí con ese vestido rojo y todo ese lugar nos tenía congelados.