Ideas extrañas

Una empresa grande puede ser una sociedad completa con todas sus facetas y esferas, donde uno se puede encontrar desde las cosas más magníficas hasta las cosas más extrañas, ya que aunque uno no lo quiera aceptar, sucede con mucha frecuencia que la dirección no conoce a muchos de sus empleados y sus modos.

Este fenómeno, aunque muchas personas piensen que se da debido a la negligencia de los patrones, la gran mayoría de las veces no es así, sino que la causa real es la gran cantidad de trabajo que uno debe hacer para ser competitivo.

Muchas veces sucede lo mismo en un sentido inverso en el organigrama, ya que muchos empleados en empresas grandes no saben siquiera quienes son los dueños del  lugar donde trabajan.

Tal siendo el caso, el día de ayer, después de hablar con unos expertos en valuación de empresas, bajé hasta el primer piso para hablar con una chica de sistemas, quien arregla todo en la oficina, ya que mi computadora se había trabado y no podía ni siquiera reencenderla.

Generalmente, cuando bajo al primer piso, siempre tomo el elevador; sin embargo, esta vez decidí tomar las escaleras y ver cómo todo estaba funcionando en cada piso, al menos tan solo de pura vista.

Al hacer esto, observé claramente a todos nuestros empleados, algunos trabajaban, algunos lo pretendían y algunos charlaban entre sí, por supuesto silenciándose al verme, algo de lo que cualquier jefe se da cuenta.

Al llegar al segundo piso vi a una señorita bastante hermosa que nunca había visto antes y me llamó mucho la atención, no solo por su apariencia física, sino por los artefactos que tenía en su escritorio.

Se trataba de muchas figuritas verdes y un hada de tamaño mediano, que se encontraba detrás del monitor de su  computadora, algo que aunque me pareció muy extraño, sé exactamente por donde va la cosa.

Hay muchas personas alrededor del mundo que tienen creencias alternativas en cuestiones espirituales y quienes aseguran que ciertos aspectos o ciertos seres poseen el don de la verdad y de la profecía, seres quienes pueden facilitar la vida al deshacer los enigmas del futuro, tejiéndolos en el presente.

808ee36a5c5438f30d28486bf0a2eb29ca757374

La creencia en las hadas es tan vieja como el hombre mismo o al menos desde la invención del lenguaje, ya que hay relatos en oriente sobre damas que nacen de la luz de la luna y entran a las cabañas para robar la fertilidad de los hombres.

En Ucrania existe desde hace miles de años la creencia en mujeres sobrenaturales solo visibles en la noche, que viven en los pantanos, cuyo propósito es el curar el corazón  de los hombres lastimados y castigar a las mujeres responsables.

En el folklor de Irlanda se habla mucho de romances entre humanos y hadas, que han cautivado la mente de las personas de aquel país hasta el día de hoy.

Por más extrañas que suenen las cosas, debemos de respetar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *